Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Personaliza

Elige el metal con el que deseas hacer la forma, nosotros recogemos tu pedido, lo fabricamos a medida y te lo traemos a casa.

Así de cómodo. Configura el producto, añadelo al carro de la compra de la forma más senzilla.

Para cualquier duda puedes contactar con nosotros por e-mail o mediante nuestros métodos de contacto

Elige una forma para el Plomo

El plomo es de los metales más conocidos desde la antigüedad.

Se trata de un material muy pesado (densidad 11,34 g/cm3), es dúctil, maleable y blando. Se puede endurecer al alearse con Antimonio u otros metales.

Su punto de fusión es bajo comparado con la mayoría de metales, 327º C. Es un mal conductor de la electricidad y de la temperatura.

Actualmente el plomo se utiliza como lastre, como barrera de las radiaciones electromagnéticas, para la cobertura de cables y, especialmente, es utilizado para la producción de baterías (aproximadamente 70% del consumo total).

El plomo es toxico y dañino en el caso de ser ingerido o inhalado. Se inhala plomo en el caso de que el material sea fundido o al respirar partículas de polvo mezcladas con restos de plomo. Para evitar la ingestión es necesario seguir unas sencillas normas de higiene.

 

 

 

 

 

Otros materiales